19 febrero, 2007

Feliz Año Nuevo

No, no he pasado demasiado tiempo bajo el sol de Koh Lipeh. Ni llevo tal retraso con mis felicitaciones navideñas, que este año os envío mis deseos de salud, amor y prosperidad en febrero.

Por si el desfase horario no bastase para confundirme (siete horas más aquí en Bangkok con que, si no me equivoco, en España serán ahora las dos menos veinte de la mañana del domingo y debéis de estar dormiditos, o de juerga, mientras os escribo), en esta parte del mundo existe otro calendario, el chino, en el que hoy es año nuevo.

Por cierto, un año muy especial éste. Entramos en el año del cerdo, ¡nuestro año! José y yo, curiosamente, compartimos signo zodiacal tanto en casa (virgo) como aquí (ambos nacimos en el 71 y eso, por lo visto, nos convierte en un par de cerdos).

Ayer de madrugada, llegamos a Bangkok con la intención de respirar un poco el ambiente de fin de año. El año nuevo se celebra este año del 16 al 18 de Febrero (el calendario chino no es de 365 días, con lo que el año que viene empezará, creo, sobre el 8 de Febrero… mira que son complicados estos chinos) y eso genera muchos desplazamientos por todo el país. Muchos tailandeses han venido a pasar estas fechas con sus familias en Bangkok y me parece a mí que la fiesta verdadera sucede de puertas adentro.

Por la noche nos dimos una vueltecilla por el barrio chino y, a parte de mucho tráfico, vendedores ambulantes de dragones de papel, vendedores ambulantes de ropa, vendedores ambulantes de castañas, vendedores ambulantes de dulces, vendedores ambulantes de pollo, vendedores ambulantes de todo (¿os he comentado alguna vez que los chinos, a parte de ser muchos, son muy comerciantes?), mucho chino vestido de rojo y muchas decoraciones del mismo color, por lo demás no notamos nada demasiado festivo en el ambiente. Creo que la acción está reservada para esta noche. Según nuestra parejita de holandeses de Langkawi (que por pura casualidad encontramos ayer en medio de esa increíble pululación china), a media noche tirarán cohetes y desfilarán dragones.

Hablando de dragones, ¿sabíais que el dragón representa a oriente? ¿Y que la representación de occidente es el tigre? Bueno sabiondillos, pues yo no lo sabía, pero ya me voy enterando de algunas cosas. Ayer sin ir más lejos, después de comer, le eché un vistazo a una gacetilla tailandesa (encontramos periódicos locales escritos en inglés) y leí un artículo muy instructivo sobre astrología china.

Aprendí que el zodiaco chino consta, al igual que el occidental, de 12 signos. Estos signos están relacionados con los cinco elementos de Feng Shui: tierra, agua, fuego, madera y metal. El cerdo, que es el signo que aquí interesa, es un signo de agua.

Ya, ya sé que suena raro, yo también hubiese pensado en el cerdo como un signo de fango. Pero pese a la mala reputación que le hemos dado al cerdo, en su estado salvaje, es un animal muy limpio. Otras de sus características son la independencia, ya que come de todo (aunque de José y yo no pueda decirse lo mismo), la humildad y la bondad. Se dice de los cerdos que son buenos amigos y leales. Si es que no nos merecéis.

Este año se presenta más bien mal para los cerdos, ya que es un signo de agua y, paradójicamente, el 2007 es año de fuego. Se produce un choque de elementos y no se sabe si el agua conseguirá apagar el fuego. Se prevén disputas y conflictos. O sea, que el Junior y yo empezamos bien el viaje, pero no sabemos como lo acabaremos.

Para contrarrestar un poco la mala suerte, se nos recomienda que practiquemos los consejos del Feng Shui y que vistamos de colores que contrarresten nuestra naturaleza acuosa. Nada de azules (lo siento José), este año se llevarán el verde, el rojo y, mi color preferido, ¡el amarillo! Anda que vamos a parecer la trilogía del semáforo.

Bueno, no está todo perdido para los cerdos. Los lechoncillos que nazcan este año gozarán de muy buena estrella. Con esto no quiero decir nada ni asustar a nadie, pero bueno es saberlo por si acaso.

Me pregunto si los chinos tendrán costumbre de escribir sus resoluciones para el año nuevo. Para mí que me encanta hacer planes y escribir listas, es una tentación difícilmente resistible. Claro que viendo el éxito que de momento estoy teniendo con mis resoluciones de enero (mi Biblia se está dando un buen paseo este año, pero todavía no la he abierto ni una sola vez), no sé si será sensato añadir nuevas resoluciones a las viejas. Claro que el Junior hizo 12+1, ¿y porqué iba yo a ser menos?

Venga, resoluciones de año nuevo chino:

  1. La primera es una resolución pequeña y a corto plazo: poner al día el blog antes de irnos de Bangkok. Me prometí hacerlo en Koh Lipeh, pero la isla me sedujo con sus encantos. La culpa la tienen Xavi, Laia y Vanesa, un grupo de ibicencos majísimos, que me introdujeron a las maravillas del "snorkel".

  2. La segunda es más un deseo que una resolución: convencer a mis padres para que se apunten a un viaje desorganizado conmigo. Papá y mamá, he pensado mucho en vosotros desde Koh Lipeh. Me encantaría enseñaros una pequeña selección de los mejores rincones del mundo y volver a hacer un viaje juntos, como solíamos hace ya unos cuantos años.

  3. La tercera es un secreto.

(Escrito por ella desde Bangkok, Tailandia, 18/02/07)

2 comentarios:

Jaime dijo...

hola manín, q bueno saber de tí. Vi las fotos, y anoto la dirección del blog... a ver si otro día tengo tiempo pa leerlo, aunque no te lo voy negar... acojona.
Sugerencia: ¿por qué no haces un resumen final? (pa los vagos) ;-P
enga, un saludo, y pasailo bien

Jai
besets de maría
babas de ferran

El y Ella dijo...

Hola Jaime!

Enhorabuena, has estrenado el blog con tu comentario :)

Gracias por leernos! Si, lo se, de momento hay 16 textos y tenemos varios mas en el horno, calentitod y listos para postear. Queriamos ponernos al dia aqui, en Bangkok, pero no ha sido posible asi que maคana volamos a Camboya y tenemos la resolucion (bueno, la estoy creando sobre la marcha) de que antes de entrar en Vietnam vamos a estar por lo menos a solo uno o dos posts de retraso. Voy a comentar esto en un post...y sabemos que, madres aparte, mucha gente se ha asustado por tooodo lo que hay que leer. Tranquilidad, que con un par de textos al dia...

Muchos besos de ambos para todos vosotros!

Jose

(23.07 en Bangkok y a las 4.30 toca diana para ir al aeropuerto!)